viernes, 18 de julio de 2008

Así de simple...

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.
Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.
Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...
Nunca perseguí la gloria.
Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...
Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...
"Golpe a golpe, verso a verso...
Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...
"Golpe a golpe, verso a verso...
Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar...
"Golpe a golpe, verso a verso.
Con el permiso que Machado me ha concedido, me atrevo a regalaros a todos los que me leeis uno de sus grandes poemas... el cual me sube el ánimo, me explica la existencia simple del día a día... me hace darme cuenta que todo pasa, y que una no empieza de cero cada seis meses o cada mes, sino cada día, cada minuto, cada segundo de esta vida tan corta que vivimos, a la cual a veces damos la espalda y otras la miramos a la cara...
El otro día me llamó una amiga... me abrazó en la distancia, me beso junto al teléfono e imagino que entre subir y bajar del autobús, me llevó de la mano un ratito como a una niña que su madre lleva al colegio por primera vez... Se equivocó de autobús (en Barcelona todos se parecen) pero bueno... aprovechó para llamarme... me regaló unos minutos de SU VIDA, esos que nunca más volverán a ella y que decidió darme. Me preguntó cómo estaba y las palabras se elevaron por mi garganta; "estoy cansada" le dije mientras su brazo pasaba por mis hombros y su mano me acariciaba... la sentí en la distancia, la noté cerca... escuchando, hablando, respondiendo, alegando, maldiciendo, explicando, apoyandome...
El otro día hablé con una amiga... la distancia nos separa... nuestras vidas son totalmente distintas... aún no hubo café entre nosotras; no conozco su cara... Pero el otro día hablé con ella...
Gracias Juana por estar ahí

3 comentarios:

Xinax dijo...

Espero que te pares a pensar, de vez en cuando, lo especial que eres... mi pequeña saltamontes... y que eres capaz de hacerte querer (MUCHO) incluso con un mar de por medio. Testimu, ea.

Pimball dijo...

He alucinado con tu forma de escribir, que envidia... realmente eres especial, si supieras lo que llegas a transmitir... Guapa tu VALES MUCHO. Petonets.

Xinax dijo...

Perra! ibas a escribir ¿nooooo??????????? cagüentoastusmuelas...